Blogia
JFer

Sí, sí, como te digo...

Sí, sí, como te digo...

Bla bla bla...

He vuelto, y me pitan los oídos de lo mal que habéis estado hablando de mi en mi ausencia. Que no esté presente no significa que no me entere de algunas cosas que suceden a mi alrededor.

He forjado mi personalidad en medio de la hipocresía, así que puedo asegurar que de esto sé un poco.

Lo que no me esperaba, sinceramente, es que hasta entre mis círculos de amigos más cercanos se diera esta desconfianza. Sé la imagen que puedo daros, y sé cómo reforzarla. También sé lo que busco en vosotros, y lo que buscáis vosotros en mi. No soy un estúpido juguete para nadie; muchos han creido que no me entero de la misa la mitad, y que la gente se aprovecha de mi; otros imaginaron que yo era un ser individual que no se relaciona con nadie. Me complace visualizar tanta ignorancia en torno a mi. Ambos estabais equivocados; yo os lo mostré.

Como siempre, las apariencias engañan, sobre todos a los que se dejan llevar por ellas, sin profundizar hasta los cimientos.

¿Eres uno de estos? Házmelo saber; te abriré los ojos.

Házmelo saber sin demora; sé lo que crees de mi, aunque te pienses que no me doy cuenta. Mientras me ausento de vuestras conversaciones banales analizo lo que dicen vuestras miradas. Las miradas no mienten; ellas me dicen todo lo que quiero averiguar.

He vuelto a la actividad virtual; y con más fuerza que nunca. Trabajo en algo que os sacará de quicio y os volverá locos de remate. ¡Es mi máxima ilusión!

Saludos desde mi cueva, desde debajo de mi piedra, en la que me oculto y que, a la vez, me sirve de caparazón...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres