Blogia
JFer

Vivir en nuestro tiempo

Vivir en nuestro tiempo

 

De nuevo me dispongo a intentar abrir vuestras mentes y quebrar los límites de vuestra conciencia del mundo actual.

Comenzaré este artículo con un ejemplo; quizá debiera exponer primero mi tesis y luego ejemplíficarla, pero creo que se entenderá mejor en el orden opuesto.

Estamos en la era del museo, de la muestra, de la razón; los grandes templos,palacios, iglesias, etc, se despojan de su arte (grabados, pinturas, esculturas) , y es llevado a los llamados MUSEOS, donde se colocan en fila o en vitrinas y se ofrecen al conocimiento de los interesados espectadores.

Por otro lado, quién no ha asistido a un concierto, partido, u otro evento de ocio y diversión, donde no hubiera 500 manos sosteniendo móviles, cámaras de fotos y otros utensilios para no perder detalle del acto.

Por no mencionar también los momentos en los que nos vamos de marcha, y parece imprescindible que medio millón de personas se lleven la cámara a la discoteca, o botellón en cuestión para hacerse 1000 fotos con cada uno de sus geniales, divertidos y numerosos amigos.

¿Qué tienen en común estos ejemplos? Pensad un poco y lo adivinaréis enseguida: nos movemos (no digo vivimos, pues es falso) en una sociedad en la que es más importante poder demostrar lo bien que te lo pasas, lo bonito que era un sitio, lo bella que es una obra de arte, lo fantásticos que son tus amigos; que el propio hecho de VIVIR el momento con la máxima intensidad posible, y sacando el mayor provecho posible de la situación. Ahora no; ahora es preferible un montón de recuerdos congelados en una foto, un video, un museo, que el excelso y vital fluir del momento.

No vivimos el contexto: lo congelamos. Esta sociedad es, pues, antivital en su mayor parte; pero no voy a extenderme más en las posibles causas de este antivitalismo actual, eso para otro artículo quizá.

Insto a que nos demos cuenta de estos pequeños detalles que nos aclaran tanto nuestra forma de vida; pueden ayudarnos a alcanzar la tan ansiada felicidad, que no pasa por el egoísmo, narcisismo y egocentrismo, como podamos creer.

Si tan de moda está el lema CARPE DIEM, ¿Por qué no lo ponemos en práctica en cuenta de promulgarlo como loros?

Es una pena visitar el Partenón, y encontrarlo desnudo de toda su riqueza escultórica, que es grandiosa, y nos daría una buena idea de la intención con la que se construyó y la verdadera belleza del templo. Los ingleses se encargaron de acercar estas piezas de mármol a la gran metrópolis londinense, para que las gentes pudieran "disfrutar" de ellas y "conocerlas". Es una verdadera lástima.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Héctor -

Puntualizo una noticia: Grecia está realizando un gran traslado de parte de sus ruinas
los podeis ver en
http://www.athensnews.gr/athweb/nathens.prnt_article?e=C&f=&t=04&m=A29&aa=1
Ha pedido (no reclamado) al museo británico londinense que les devuelva, al menos parte, de sus expolios.
El museo, sin embargo, parece reacio a devolverlo.

Además, en Aragón, muchas iglesias han sido desnudadas de sus pinturas, que llacen en museos Catalanes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres