Blogia
JFer

Piratas

Piratas

La fauna del zoológico no es nada comparada con la que podéis hallar si navegas entre agencias inmobiliarias: hipopótamos, leonas, gallinas (comunes y de esas tan graciosas que parecen calzar botas de nieve), hienas e incluso alguna que otra rata de alcantarilla.

¡Y es que el mundo de la vivienda es tan extenso y profundo como el océano!

Hay pequeños pesqueros, fragatas, buques, y también navíos piratas (de los que llevan parche en un ojo, o no lo llevan, pero que gritan cuando ven a su víctima: "¡Al abordaje!")

Los agentes inmobiliarios son, por lo general, seres sin corazón, que no conocen la palabra piedad.

¿Quieres un piso bien comunicado, con una altura razonable, bastante iluminación natural, en buen estado y suficientemente amplio?

Eso está hecho. Enfermera, páseme el bisturí, por favor. Comenzaremos abriendo en canal al paciente, para a continuación extriparle los riñones, el hígado, pancreas, bazo y seis metros de intestino. Procederemos después a sacarle los ojos y castrarlo. Ahora sí puede pagar el inmueble que busca.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En efecto, llevo ya varias semanas buscando piso para el curso que viene. He perdido la cuenta del número de inmuebles que hemos visitado, pero ya pasan de treinta.

Los hemos visto grandes, pequeños, baratos, muy caros, cercanos, alejados, oscuros luminosos, altos, bajos, para, por, según, sin, sobre, tras, durante y mediante (ay, que se me va la pinza con las preposiciones)

¡Ya estoy empezando a desquiciarme! Ninguno es de nuestro agrado. ¿Será que pedimos demasiado, que somos excesivamente exigentes, y por eso no damos con nuestro hogar ideal para los próximos tres años?

Hemos contribuido al desgaste del pavimento de media Barcelona, y aún así, exhaustos, con los cerebros saturados y los pies llenos de callos, no ha habido suerte.

Sin embargo, continuaremos adelante caminando por el desierto. Algún día llegaremos a la tierra prometida, y entonces seremos los peces más dichosos que pueblen el vasto océano.

 

P.D. y sino, moriremos en el intento...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

c. -

yo me trasladé de residencia cn mis padres y mi hermano hace poco más de un año... cuanto te comprendo

suerte y ánimos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres